martes, 3 de marzo de 2009

CHARCAS DE ERJOS-CUMBRE DE BOLICO 1/3/2.009




Últimamente he visto que la gente se esta animando hacer senderismo y eso es una buena noticia. La mala noticia es que a la mayoría de estos nuevos senderistas nadie les a enseñado educación. La educación que hay que tener con nuestra naturaleza. Hay que enseñarles que los bosques no son una papelera, ni son blancos de nuestros gritos y de nuestros destrozos. No podemos ser el caballo de Atila de nuestros bosques.
A las señoras de los clínex, por favor, cundo hagan “pipi” que se lleven una bolsita en donde meterlos, que tienen el monte lleno de estas servilletitas ¡coño!. A los playeros de las tortillas, de los “Alersiss“, de los “Yorsua,” que dejan todo llenito de mierda por donde pasan, por favor que se queden en su casa viendo el National Geographic. Nuestra naturaleza es muy frágil y sensible. Disfrutemos de ella cuidándola
También me he enterado que en un bar, donde tomábamos nuestro cafelito mañanero antes de empezar nuestros pateos han puesto un restaurante francés y creo que le va de maravilla con lo cual me alegro mucho. No les voy a decir el sitio donde esta ubicado porque no voy hacerle propaganda, pero lo que si espero es que la gente cuide este maravilloso lugar.
A lo que íbamos: Esta vez nuestras “patas” iban encaminadas a la zona de la isla baja, mas concretamente a Erjos, barrio que pertenece al municipio del Tanque y Los Silos y situado en la parte alta de ambos, haciendo división con el norte y el sur de la isla. Para llegar a Erjos, si salimos de Santa Cruz, cogeremos la autopista del norte (TF-5), pasaremos Icod de los Vinos y seguiremos en dirección a Garachico. Antes de llegar, hay una rotonda que nos desvía hacia la playa de San Marcos, Icod, Garachico, el Tanque. Subiremos hacia el Tanque (TF-82), hasta el puerto de Erjos. Aquí pararemos en el bar de Fleitas y nos echamos un cortadito. Nuestra intención era de pasear un rato por las Charcas de Erjos y luego subir a la Cumbre de Bolico. Bueno….., la verdad es que nuestra intención era llegar al Monte del Agua, pero nuestro desconocimiento de la zona nos llevo a este sendero y no quisimos complicarnos mas la vida.
Las charcas de Erjos se formaron por las manos del hombre, el cual se dedico a la extracción de áridos en esta zona creándose grandes socavones. Con el paso de los años y ya abandonados estos trabajos, se crean estas charcas debido a la lluvia y a la impermeabilidad y lo arcilloso de este suelo, cuyas orillas se han visto colonizadas por la vegetación, creándose un hábitat idóneo para numerosas aves: polla de agua, agachadiza, garza real e, incluso, el águila pescadora.
Desde el bar de Fleitas famoso en el lugar (esta en la misma carretera, puedes preguntar a cualquier lugareño) se baja hacia la derecha, hasta la primera curva que nos encontramos en la carretera (50metros) y a nuestra izquierda baja un sendero en zig zag que nos lleva a las charcas. Nosotros como fuimos mas vagos llevamos el cohe hasta las mismas charcas. El incendio a dejado bastante afectada a la zona y aunque el lugar es bastante frondoso por la humedad que existe, sus alrededores, junto con la niebla que se adentra en este espectacular paraje, lo hace un poco fantasmagórico, pero a la vez no deja de ser vello. Estuvimos por las charcas un buen rato, paseando y haciendo muchas fotos, observando las caras de numerosos ornitólogos con sus fabulosas cámaras, objetivos, prismáticos y demás artilugios ópticos, cuando por sacar una foto, yo como es ya costumbre, tropezaba o metía el pie en algún agujero llenando el lugar de ruido y risas de Fredi, lo que hacia que los patos que andaban chancleteando por allí salieran como tiros. Acabaron hartándose del ruido y se fueron con sus ópticas a otra parte. (Lo siento mucho amigos míos, no era mi intención meter el pie en un agujero). Empezamos a subir por nuestra izquierda, en donde encontramos un sendero bien marcado señalizando Punta de Teno, Cumbre de Bolico hacia la izquierda y San José de Los Llanos, Erjos a la derecha. La cumbre esta bastante despoblada, su vegetación empieza a resurgir entre las raíces y ramas de toda la flora que se a quemado. Seguimos una pequeña vereda que nos lleva subiendo a un cruce con una pista forestal, desde donde podemos ver parte de Santiago del Teide. Hacia la otra vertiente, por donde hemos subido, Erjos y sus charcas empiezan a despertar con el canto de algunos gallos y perros. Aquí, como en todos los pueblos solamente se levantan a trabajar los Domingos con el alba los agricultores. Caminamos por la pista hacia nuestra derecha, sin saber exactamente a donde nos lleva. El día se mantiene nublado, lo que nos hace el paseo muy agradable. El aire resurge entre los pinos con su típico ruido que nos recuerda a un soplo. Caminamos entre un ejercito de caballeros negros, con sus pequeñas corazas verdes,(pinos) rodeados en su suelo por flores blancas, malvas, naranjas y miles de cerrajas que con sus flores amarillas parecen querer protegerlos.
Un ruido atronador nos hace despertar de nuestro aletargado paseo. Motos, muchas jodidas y escandalosas motos que pasan por la carretera que viene de Erjos “¡”Me caguennn!”. ¡”Son verdaderos parásitos Domingueros!”. El ruido llega hasta lo alto de la cumbre
Llegamos al final de la pista forestal, donde encontramos un sendero que baja a Santiago del Teide, por nuestra izquierda, pero que esta serrado por desprendimientos. A nuestra derecha empieza un sendero a la cumbre de Bolico. La veredita de cabras, “como digo yo”, asciende suavemente entre grandes piedras que lo forman, por lo que hay que tener cuidado con los tobillos. Hacemos un alto ya que el teléfono de Fredi empieza a sonar. (“Maldita enfermedad esta la de los móviles, que se nos pegan en las manos hasta para dormir”). De todas maneras es bueno llevar uno por si las fly (mosca). Aun que me parece un poco desagradable que estés disfrutando de la naturaleza y de pronto:… “¡Soy Mineeroooo!” ò “¡Soy el Nooovio de la Muerteee!”. (Mi teléfono tiene “La Muerte tenia un Precio“……) ¡ejemm!….. . Fredi, habla con una media pretendiente que tiene y de repente se queda mirando a Santiago del Teide y le dice con todo su profundo conocimiento que tiene del terreno y lugar en que pisa:…. “ Si, ahora mismo estamos en frente de Taganana,": con lo cual la amiga le responde…: “¡¿Pero tu no estas en Erjos ? … ¿Como coño estas viendo Taganana desde la Cumbre de Bolico?. “En fin……”
En diez minutos se sube este pequeño sendero. Desde aquí tenemos una vista de las dos vertientes: Santiago del Teide y Teno. Comenzamos a bajar por un sendero, que en un principio esta delimitado por árboles quemados a su alrededor. Da mucha tristeza este aspecto del bosque. A medida que bajamos por el sendero, el paisaje va cambiando. La flor de la cerraja, junto con la retama en flor crean un colorido por este camino, que es espectacular. La vertiente del barranco que lleva a Teno es preciosa, dan ganas de bajar por ella. Continuamos nuestro deambular hasta llegar a un pequeño rellano rodeado de retamas, donde nos encontramos a un grupo de guiris desayunándose unos bocadillos y unos plátanos “de canarias claro”. ¡ Helloooo! “Que hay mi hermano”. seguimos en un suave descenso pasando un pequeño bosque de brezos centenario. Conectamos con una pista, la cual atravesamos dando directamente con una casa abandonada, en donde nos sentamos a contemplar el paisaje y a desayunarnos unas frutas. La casa, la cual se encuentra completamente en ruinas, es atravesada en la actualidad por una vereda que nos lleva a Teno Alto. La pista forestal que cruzamos nos lleva hacia el Albergue de Bolico, Las Portelas, El Palmar….Desde El Palmar, también podemos conectar con Teno Alto. Es un entramado de pistas forestales y senderos increíble, en el que te puedes perder, simplemente por el placer de disfrutar de tan espectacular paisaje durante horas. Si nos adentramos por esta pista, nos adentraremos en el Monte del Agua. Después de descansar un rato, le comente a Fedi de seguir por la pista para ver donde íbamos a parar, pero no le gusto la idea, que el estaba a gusto hasta donde habíamos llegado. Lo convencí entonces para adentrarnos un poco por la pista que llevaba a Teno Alto, cosa que hicimos. Hasta aquí llego nuestra aventura por el Monte del Agua, aventura que volveríamos a repetir, pero esa es otra historia. La vuelta la hicimos por el mismo sito, o sea desandamos nuestros pasos. Daréis un paseíto, de unos 9 Km. entre ida y vuelta y la dificultad es fácil, el sendero esta muy marcado y hay pocas posibilidades de perderse, a no ser como ya dije, de que uno quiera
Y ya no les doy mas la lata con mis locuras, eso si, les recomiendo que aunque sea un poco lejos para la gente de Santa Cruz, vale la pena venir. Alucinareis con este mágico lugar
Y como decía la cabra de PePe Monaga:
¡Buuuurguay!

Charcas de Erjos
Por el sendero


Resurgiendo
Cerrajas

Subiendo el sendero hacia la cumbre
Santiago del Teide



Junquillo

Por la vertiente de Teno







Sendero hacia Teno


Era de la casa
CARLOS ROJAS.

1 comentario:

Begoña dijo...

Caslo... un Guiri viendo estas fotos pensará que le estas engañando. No son las clasicas fotos que puedes ver en un puesto de venta de souvenires esos en las americas o puerto de lo cruz, todo playas y mas playas