lunes, 20 de octubre de 2008

BARRANCO DE AÑAVINGO 20-7-2.008. EL GRUPO AUMENTA

Ya somos mas


Barranco situado en el pueblo de Arafo. Al final del pueblo y como se dice en mi tierra en donde el diablo perdió los calzones. Fredi me había hablado del barranco de Añavingo varias veces, así que decidimos ir a echar un vistazo por la zona a ver que tal. Hacia un par de semanas había estado hablando con unos compañeros de trabajo y también matrimonio que le gustaba el senderismo. Contacte con ellos y se unieron al pateo. Son gente viajera, mochileras, y aventurera. Se que se han recorrido parte de America del Sur entre otro lugares. Se llaman Auxi y Antonio. Quedamos para el día 20 de Julio en la plaza de Arafo, a las nueve de la mañana. La verdad es que no tenia ni idea por donde coger hacia el barranco y Fredi menos que yo. Auxi y Antonio tampoco habían oído nada del barranco. Me metí en Internet, en las paginas de senderismo y venia muy bien explicado. Salir de la Plaza de San Juan Degollado, subes hasta la calle La Libertad, hasta la esquina de los Carros, cruce con La Plaza del Llano, antigua casa de Secundino Delgado, subes por la calle Eduardo Curbelo Fariña hasta donde se acaba el asfalto y llegas a la Canal Alta. ("¡UFFF!"). De verdad esta perfecta la explicación, pero no conozco muy bien Arafo y si a las nueve de la mañana me pongo a buscar calles.......¿A que hora voy a llegar al barranco?. ¿O tengo que ir un día antes al pueblo? También es verdad que si le pregunto a alguien en el pueblo, seguro que me dice: "Sube por ahí recto y llegas en un momento". Y así fue, pero no en el pueblo. Un día antes, osea, el Sábado me fui a tomar un barraquito al bar de Enrique y caí en la cuenta de que el era de Arafo y además cazador. Le pregunte si me podía explicar por donde se subía al barranco de Añavingo y no fallo: ("Llegas a al Plaza de Arafo y subes recto sin desviarte, vas por donde te diga la flecha de la carretera y llegas hasta donde se acaba el asfalto, caminas un poco mas hasta que veas una entrada de tierra ancha con un canal que lo cruza por encima, esa es la Canal Alta"). ¡Ni nombre de calles ni nada!. Por lo que me dijo Enrique no era un barranco muy grande, pero si te impresionaban las paredes cortadas a cuchillos con casi 300 metros de altura Enrique me contó que allí dentro había una capilla con un santo (San Agustín), que se lleva en procesión cada cuatro años. También me contó la historia, pero si quieren saberla "vayan a preguntar al pueblo". Son unos dos kilómetros y medio desde la canal alta y unas dos horas ida y vuelta, pero con migo sacando fotos.......Auxi y Antonio llevaban un tiempo sin patear, debido también a una lesión que tiene Antonio en la espalda y que lo tiene fastidiado, así que para empezar estaba bien. Fredi también lo iba a agradecer después del ultimo pateo. A las nueve menos cinco Fredi se estaba mandando un bocadillo de lomo y demás guarnición con un vaso grande de café con leche, en un bar que encontramos abierto en la Plaza de Arafo. A las nueve Auxi y Antonio estaban allí como punchas. Los presente a los tres y Fredi siguió tan pancho con su desayuno. Antonio lo miraba y me decía: "Claro, a ese cuerpo hay que echarle de comer". Y Auxi se reía. Quedamos en subir en su coche ya que es un todo terreno y así nos ahorraríamos el pateo de la pista hasta la entrada del barranco. Paramos en un pequeño apartadero que había justamente en la entrada del barranco. La pista seguía hacia arriba, entre pinares, pero eso es otra historia que ya les contare. La entrada al barranco comienza, entre unos pinos canarios que rodean una roca enorme. Los tres compañeros de pateo, hablaban de sus viajes por todo lo largo y ancho de este mundo, mientras, yo me limito a sacar fotos. Si yo hablara de mis viajes......, Taganana, Tejina, los campitos, las Mercedes........Eurodisney.....Fredi también se a pegado sus viajitos, Egipto, Turquía, Perú....Las paredes de este barranco me recordaban mucho al de Badajoz, se iban cerrando en su final. Pasamos por debajo de un estrecho puente que lleva un canal de agua, las paredes del barranco están llenas de vegetación al igual que los bordes del senderos, (Jaras, Breso, Vinagreras y "zarzales" entre otras). El sendero empieza a subir suavemente entre medio de unos pinares. Auxi y Antonio se hacen muchas fotos. Se ve que se llevan bien y que comparten afición. A Fredi lo noto un poco mas tímido, se nota que no a entrado en calor verbal, pero todavía queda barranco. Los zarzales cubren una parte del sendero por lo que tenemos que agacharnos y apartarlos como podemos. Llevo la cámara colgada en el cuello y sujeta con una mano, como es habitual en mi, intento quitarlas con el bastón que llevo en la otra mano, sin soltar la cámara claro esta y no me doy cuenta de las piedras enormes ("Tormos") que tengo bajo mis pies y....¡RIANGA!...Leñazo en la rodilla, arañazos en el brazo y sombrero colgando en las zarzas. Menos mal que iba el ultimo y me incorpore como un resorte, ("Derechito como una vela"), porque si me llegan a ver, las risas se oyen en Taganana. Estas caídas tontas son una tradición en mis pateos. Seguimos por el cause del barranco admirando el lado izquierdo de este ya que hay una cascada antigua e inmensa que cae. Las paredes son tan altas que mantienen la sombra y el frescor por muchos de los tramos del cause. Por aquí hay mucha arenilla suelta, probablemente de los escombros de las galerías. Llegamos a unas escaleras hechas de madera, que nos lleva directamente hasta la capilla de San Agustinito, como lo llaman en el pueblo. Seguimos subiendo despacio, que es lo nuestro, hasta llegar a una galería donde se puede tomar agua. Hay una zona impracticable que esta cubierta de zarzas y donde se encuentra una pequeña casa, seguramente donde dormían los trabajadores de las galerías. FREDI:"Un machete es lo que hace falta aquí". Llegamos al final del barranco, sus paredes no se tocan, como el barranco de Badajoz. Hay una escalera tallada en la pared y decidimos subirla para ver si el barranco continua hacia arriba. La escalera es bastante peligrosa. Una mala caída desde aquí te puede partir el alma. La mas valiente: Auxi, que es la primera en subir con la expectativa de todos. Fredi sube a cuatro patas y es gracioso ver a esta mole subir así. No podemos seguir mas, tendríamos que hacerlo con cuerdas. Nos sentamos un rato, nos hicimos unas fotos y bajamos la escalera con mucho cuidado. Auxi, Antonio y Fredi se enzarzaron en una conversación de sus viajes, ya que Auxi y Antonio querían ir a Perú, así que yo, me entretuve haciendo unas fotos por el lugar. La vuelta la hicimos por el mismo lado ya que no se puede hacer por nigun otro. Paramos con el coche unos metros antes de la entrada de la pista de tierra, para ver la maquinaria de una galería (Galería de lomo cambado). Volvimos al punto de partida, osea el bareto de la mañana, allí nos tomamos unos refrescos y unas cervezas y ya quedamos para el próximo pateillo
Aunque este pateillo fue bastante cortito, no dejo de ser entretenido y pudimos conocer la vegetación y la fauna de este barranco del Sur de mi isla, además de sus majestuosas paredes verticales. Todos estos barrancos suelen estar llenos de galerías. Nos podemos hacer una idea del trabajo tan brutal que tuvo que hace esta gente para poder canalizar y trasladar el agua hasta los pueblos de la zona .Y ahora nos quejamos porque tenemos cuatro papeles cagones encima de una mesa








San Agustinito



La mas valiente

En el final del barranco





CARLOS ROJAS.

2 comentarios:

Bego dijo...

Cada vez mas me gustan tus narraciones. No te lo tengas creido. Progresas Adecuadamente, jejejejejejeje

¡Ah!Aumente la foto donde estas tú... casi me meo ¿te has visto las pintas con el sombrero de pescador de rio?...

Proyecto Pardela Cenicienta dijo...

muy buenos comentarios lo que añavingo es con "V"