lunes, 19 de enero de 2009

ALTOS DE BENIJO-CRUZ DEL DRAGUILLO-BAJADA AL DRAGUILLO-BENIJO 28/12/2008

“Andábame” hacia ya un tiempo rondándome por mi cabeza, hacer un pateillo por los altos de Benijo. un pateillo circular para no estar de coche a coche como digo yo. Altos de Benijo, altos de el Draguillo, bajada a Chamorga, Montaña Tafada, El Faro, Los Orobales, Las Palmas de Anaga, El Draguillo, Benijo. No sabia exactamente cuantas horas me llevaría, hacia muchos años que no subía por los altos así que consulte los track de el amigo David, (Blog Senderos de mi tierra)que lo había hecho unos dos meses atrás, aunque al revés. Según David, 14km. De cinco a seis horas calculo, ya que como ustedes saben, mis pateos ya son de paseo y no de machaqueo, eso paso a la historia (Se me paso el arroz mi hermano). Esta vez solo iríamos el amigo Fredi y yo. El Fredi como se enterara de que tendríamos que pasar por Las Palmas de Anaga le iba a dar una “cagalera“. No lo paso bien por esta zona, pero eso es otra historia que ya esta escrita. A las nueve menos cuarto estábamos en Benijo, en el Restaurante el Frontón, que esta justo donde comienza la pista de tierra que te lleva al caserío de el Draguillo. Entramos al bar, dimos los buenos días , nos echamos nuestro cortadito, charlamos un rato con Dominga (la dueña), contemplamos un rato las espectaculares vista de la playa de Benijo desde la terraza y ya cogimos rumbo hacia los altos de Benijo. La entrada del sendero esta justo donde empieza la pista de tierra, a nuestra derecha. Esta marcada con las líneas amarilla y blanca de senderos. El sol todavía no se había levantado lo suficiente para pegar en la costa. Oíamos como el ruido del mar arrastraba la arena en la playa. A medida que subíamos mas veíamos las gaviotas revolotear por debajo de nosotros. Empezamos a coger a la derecha del sendero y aunque había una señal de camino cortado nosotros como dos valientes o “tozudos” seguimos. Lógicamente tuvimos que dar la vuelta, bajamos, pasamos por delante de la puerta de una casa y fuimos a dar con un vecino de la zona. ¡Que vaaaa! Eso coges por allí por el principio del camino a mano izquierda una especie de montañita ,que parece que no hay nada, pos sigue por ahí pa arriba y enseguida coges otra vez el camino, eso no tiene perdida. !Huuuuuu! Eso llega pa ya pa Chamorga o mas lejos todo eso es precioso. Así que volvimos otra vez para atrás, casi al principio y seguimos subiendo, esta vez sin perdidas. El sendero daba la vuelta a la montaña y empezaba a notarse la humedad. Desde este punto el Roque de las Animas era espectacular, en general toda la cordillera hasta la Punta del Hidalgo. El contraste de luces y sombras, la hacia mas majestuosa aun. La vegetación cambiaba según subíamos, las plantas de barrancos como la tabaiba, cardones etc.. Iban dando paso a una vegetación termofila, como el bejeque o verode, las cerrajas, Dragos, etc… . El paso de Fredi es lento y mientras lo espero y hago fotos de este espectacular macizo , pienso en como decirle el pateo que quiero hacer. Llegamos a una puerta de madera que esta en medio del senderos cerrándonos el paso. Allí un vecino de la zona nos la abre y nos da los buenos días. Estas puertas que se ponían y se ponen en mitad de los senderos son para que las cabras no se escapen. El sendero tiene muchas partes de empedrado, con muros hechos en sus costados, incluso hay alguna que otra piedra en forma de laja que sirve de descansillo. Vamos llegando a la parte alta del macizo conocida por sus gentes como La Piedra del Draguillo. Aquí nos sentamos a comer algunas frutas y a beber un poco de agua. Contemplamos toda la costa desde aquí y a nuestros pies el Valle de el Draguillo. Vemos Dragos en las cortadas de algunos barrancos. Los Dragos abundan por Anaga y muchos de ellos en zonas que son bastante difíciles de acceder . Bajamos un pedazo de sendero, que nos empieza a enseñar la parte menos poblada de el monte de la laurisilva (Fayal-Brezal). Pronto empezamos a llanear por un monte que nos da algo de sombra, para llegar a un cruce de caminos, que nos indica: el Draguillo 1km, bajando, Chamorga 1,7 Km. subiendo, Benijo 2,5 Km. por donde habíamos venido. Estamos en el centro del valle. Mi intención era seguir subiendo y así lo hice , rumbo a la Cruz del Draguillo, un cruce de caminos que te lleva a Chamorga, Montaña Tafada o a Cabezo del Tejo. La cara de Fredi no era de contento precisamente. ¿ Por aquí para arriba?. ¡“Tu me quieres matar”!. ¡Venga ya, solo un kilómetro setecientos!, además por la sombra, después descansamos en el cruce y seguimos hasta Tafada, bajamos al faro , cogemos hacia la izquierda, para poder llegar a Las Palmas de Anaga………¡¿COMOOOO!? ¡Y UNA MIIEERDA!. “AHÍ TE VAS TU SOLO”. Pero Fredi…… .”¡ QUE NO COÑIIIIO !. No hubo manera de convencerlo. Mientras subíamos nos cruzamos con varios grupos de guiris (turistas) con sus mapas de la zona. ¡Hellooo! !Adios esteee¡. Iba aflojando la marcha ya que la subida era mas pronunciada y Fredi iba mucho mas lento. Caminábamos metidos en un monte de laurisilva, hasta que llegamos hasta el cruce de caminos, donde dimos por finalizada la subida. Aquí, discutimos por donde haríamos la vuelta o por El Draguillo, o por donde habíamos subido desde Benijo. Bajaríamos hasta el Caserío de el Draguillo y desde allí volveríamos a Benijo. La bajada seria bastante pronunciada y el suelo estaba bastante húmedo. Hay que ir con mucho cuidado ya que estos antiguos caminos reales están hechos en muchos tramos con piedra viva y con escalones, lo que significa muchas veces ir por una pista de patinaje. Al poco tiempo Fredi comprobó que no era mentiras lo de los resbalones y se fastidio la rodilla en uno de esos culazos. Llegamos al cruce de caminos, donde paramos un rato a que Fredi se recuperara del “leñazo” . Aquí era donde empezaba la verdadera bajada. Que fuerza y resistencia tenían que tener la gente de antaño para subir cargados por este lugar . Si bajar hacia que te rompieras las rodillas, los cuadriceps, los gemelos, la cadera y demás objetos rotulianos de nuestro esqueleto, no digamos cual seria el deterioro físico subiendo . Esto es para grandes atletas y no como nosotros que somos “grandes maletas”. Hablando en serio, si que lo subiríamos, pero paseando y gozando de estas espectaculares vistas. A medida que bajábamos nos íbamos encontrando restos de la actividad agrícola que había existido en el lugar (terrazas, aperos, pequeñas huertas, estanques rotos algunos árboles frutales, etc.…). Esta bajada no tiene perdida alguna, esta muy bien marcada y te lleva hasta las mismas casas del caserío. Llegamos a un cruce de caminos que nos lleva a las Palmas de Anaga (2,4 Km.) Roque Bermejo( 6,5 Km.) Chamorga (2,7 Km.) Benijo (2,0 Km.) Almaciga (4,1 Km.). Nosotros cogeremos hacia Benijo. Es la misma pista de tierra que nos llevara al restaurante el Fronton. (El que no quiera salir caminando desde Benijo, puede llegar en coche hasta el Draguillo por esta pista). Caminamos tranquilo hasta el restaurante contemplando la costa y la playa, con ganas de echarnos un baño. Llegamos al bar, nos sentamos y nos recibe Dominga con una sonrisa y la libreta de la comanda. Unos pulpos guisados, unas papitas arrugadas, unas garbanzas y unas cervecitas, fue el final de este espectacular pateo que nos llevo a contemplar parte de la costa de Anaga
Como siempre digo y como decía la cabra de Pepe Monagas: “Buuurrguuuay”
Vista panorámica de la costa de Anaga
Flor de Mayo
Desde la piedra del Draguillo

Entrando al monte de laurisilva
Bicacaro(Canarina Canariensis)llamada tambien Bicacarera, Bicacarero, Cabeza de Gallo, o Campanilla

En la Cruz del Draguillo

Cruce de caminos
Caserio de el Dragullo
Colonia de serrajas




Playa de Benijo


CARLOS ROJAS.











1 comentario:

Bego dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.